Archivos de blog

Categorias

Ultimos comentarios

No comments
Cömo poner en marcha tu moto después del confinamiento. La vida de tu moto post Covid-19

Cömo poner en marcha tu moto después del confinamiento. La vida de tu moto post Covid-19

¿Qué ocurre si dejas tu moto parada durante mucho tiempo?

Acabamos de pasar un interminable tiempo de confinamiento por un virus, el Covid-19, que apareció de la nada sin avisar. Y, aunque era algo que ni te imaginabas, has aguantado dos meses sin montar en moto. A ver, que sí, que hemos bajado al garaje a verla y rememorar nuestros mejores momentos juntos. La hemos mirado con añoranza e incluso ansiedad pensando inicialmente que en 15 días podríamos volver a disfrutar de nuestra pasión, ingenuos de nosotros, que no sabíamos que nos venían dos meses por delante sin tocarla. No hemos bajado a dormir con ella por vergüenza, pero nos ha parecido verla más bonita que nunca y hemos recurrido a arrancarla para escucharla rugir aunque sólo sea unos instantes y que ese escalofrío recorra nuestro cuerpo con las sensaciones que ese melodioso sonido es capaz de transmitirnos.

Y ahora que por fin parece que se acerca el momento de salir a rodar con ella, te encuentras con que tu moto lleva tanto tiempo parada que no arranca. Ha dado signos de vida haciendo el intento de arrancar, pero nada, parece que la batería ha pasado a mejor vida. O quizás ni eso, puede que te encuentres con que la batería está tan KO que ni siquiera activa el contacto. Es normal, las baterías se recargan en marcha y cuando pasan un tiempo paradas pierden sus propiedades y se descargan. Si finalmente consigues arrancarla tras varios intentos, es importante que la dejes arrancada como mínimo media hora para que el regulador y el alternador carguen la batería lo suficiente para que te arranque la siguiente vez. Y, para la próxima, recuerda que puedes evitar que tu batería muera si la arrancas cada cuatro o cinco días repitiendo la operación que acabamos de explicarte. Otra opción es usar un cargador de batería para recargarla cada cierto tiempo, siempre dependiendo del estado de tu batería. Porque ten en cuenta que también afecta el estado de la batería, el tiempo que lleve instalada y la calidad de la batería que tuvieras montada en tu moto.

El fallo de la batería es algo que aprecias a simple vista con sólo intentar arrancar la moto, pero hay otras cosas en las que tienes que fijarte antes de ponerla en marcha otra vez. Por ejemplo, es importante que revises el estado de los neumáticos. Si tu moto sólo ha estado parada durante los dos meses de confinamiento seguramente estén bien o, como máximo, habrán perdido algo de presión y tendrás que revisarla la primera vez que la saques del garaje. Sï, hazlo, porque el nivel de presión de los neumáticos es algo de lo que normalmente no nos acordamos pero la realidad es que influye de manera definitiva en nuestra conducción. Unos neumáticos con presión baja hacen que el neumático se deforme e impide el movimiento natural de la moto, lo cual hará que la sientas más pesada. Y recuerda que puedes consultar la presión adecuada que llevan los neumáticos de tu moto en el libro de mantenimiento o en la pegatina que va en la propia moto. Si, además de los dos meses de confinamiento llevabas ya un tiempo sin cogerla antes de que nos prohibieran salir de casa durante tanto tiempo, es posible que por la pérdida de presión del neumático y el propio peso de la moto las gomas se hayan deformado e incluso que se hayan agrietado. Si éste es tu caso, pásate por tu taller (ya sabes que en St Racing Store tenemos servicio de taller para el mantenimiento óptimo de tu moto y, por supuesto, asesoramiento y montaje de neumáticos) y asegúrate de que tus neumáticos están en buen estado. Un neumático deformado o agrietado pierde prestaciones en cuanto a adherencia y resistencia en la conducción se refiere, por no hablar de su capacidad para evacuar el agua en caso de lluvia. Por lo que por tu propia seguridad es esencial que revises el estado de tus gomas con regularidad.

Además, el Covid-19 y la restricción de movimientos que ha limitado nuestro uso de la moto, por no decir que lo ha hecho desaparecer, ha implicado que haya otras partes de nuestra moto que se hayan estropeado por falta de uso. A esto también afecta dónde duerma la moto, porque no es lo mismo que pase sus días en la calle sufriendo las inclemencias del tiempo o que esté guardada en garaje donde simplemente mostrará los efectos del largo tiempo estacionada sin moverse. Sea como sea, es recomendable revisar el estado de las gomas de los retenes y los manguitos, que tienden a acartonarse por falta de uso y de circulación de líquidos en su interior. Esto puede provocar fugas de aceite o líquido refrigerante. Si observas manchas de aceite o líquido debajo de tu moto, éste puede ser el problema. Aunque también debes revisar el estado de las piezas de goma aunque no hayan llegado a perder todavía.

Por último, otro de los efectos comunes de tener la moto parada durante mucho tiempo son los problemas que puede causar el almacenamiento de la gasolina en el depósito. Todos sabemos que hoy en día la gasolina no tiene la misma calidad que la gasolina de antes. Sí, parece un tópico, pero muchas cosas ahora no son iguales que en el pasado, y entre ellas está la gasolina. Si la gasolina que echamos normalmente es de mala calidad y el depósito de tu moto no es de aluminio, ha podido oxidarse. Y los restos de la combinación de la gasolina con el óxido del depósito y la suciedad que esto puede crear podría distribuirse por los circuitos y estropear alguna otra parte del motor con consecuencias nefastas para el funcionamiento de la moto. Para esto también tendrás que tener en cuenta si tu moto es de carburación o de inyección, porque cada una tiene sus peculiaridades y formas de proceder. Pero con esto te ayudamos en el próximo apartado.

Mi moto no funciona: Pasos para ponerla en marcha otra vez

Como comentamos al principio del apartado anterior, si tu moto no arranca seguramente estará relacionado con el estado de la batería. Si además ésta llevaba ya mucho tiempo instalada en tu moto o había fallado en alguna ocasión, seguramente ni siquiera hará el intento de arrancar. Incluso cuando la batería es nueva, si ya tenías la moto parada meses antes del confinamiento, es posible que falle y se descargue. En estos casos hay varias soluciones posibles. En primer lugar, si es normal que dejes la moto parada durante largos periodos de tiempo, por ejemplo porque hay épocas del año en que no la coges, como el invierno, sería recomendable que compraras un cargador de batería para conectarlo a la batería de tu moto y recargarla de vez en cuando y así evitar que muera totalmente. Si no tienes cargador de batería, te aconsejamos que te acerques al taller para que intenten recargarte la batería que llevas montada. Si no se puede recargar porque ha muerto totalmente y es irrecuperable, tendrás que comprar una batería nueva. ¡Eso sí! Cambia tus hábitos de mantenimiento de la batería o toma medidas en cuanto nos avisen de otro confinamiento similar a éste, por si acaso volvemos a comenzar con 15 días y terminan siendo dos meses y medio otra vez...

Respecto a los neumáticos, es obligatorio que te acerques a la gasolinera más cercana para revisar la presión de las gomas conforme saques tu moto del garaje ese primer día que por fin nos den suelta a todos y podamos empezar a recuperar el tiempo perdido encima de nuestra moto. Además de la presión, observa el estado general de los neumáticos para comprobar que no se hayan agrietado ni cristalizado por el largo tiempo parada. Si esto ha ocurrido la única solución posible es cambiar las gomas, porque un neumático en malas condiciones puede afectar gravemente a nuestra conducción, haciéndonos perder adherencia y afectando al comportamiento de la moto en marcha. Si tienes dudas, siempre puedes acercarte a St Racing Store para que les echemos un vistazo a tus neumáticos o consultar las ofertas en neumáticos en nuestra web. Nosotros te asesoraremos respecto a qué neumático elegir según el uso de la moto que hagas y el nivel de exigencia que esperes de ella de acuerdo al tipo de vía y trayecto que realices habitualmente.

Lo mismo ocurre con las gomas de los retenes y manguitos. Es aconsejable que te asegures de que no han perdido flexibilidad ni propiedades para evitar fugas. En caso de duda consulta con un profesional. Sï, un profesional, por favor, no ese amigo que entiende de motos porque una vez cambió el aceite de su moto en el garaje de su casa y ha visto un millón de videos en Youtube que equivalen a un máster en mantenimiento de motos. Una avería grave de moto puede venir de tener la moto parada durante mucho tiempo o de un fallo sin más, pero no os podéis imaginar la cantidad de averías que nos encontramos en el taller provocadas por clientes que empiezan a desmontar y montar piezas en la moto sin saber muy bien lo que están haciendo, o creyendo que saben lo que están haciendo. Recuerda que la moto no es un lego y que lo que está en juego es tu vida, así que consulta con un mecánico profesional para un adecuado matenimiento de la moto y, por supuesto, para la reparación de averías.

Arriba también comentamos que uno de los peligros de tener la moto tanto tiempo parada es que tu depósito ha podido oxidarse si no es de aluminio y la gasolina es de mala calidad. Si tu moto sólo ha estado parada los dos meses y medio de confinamiento en casa, honestamente es muy difícil que la gasolina haya tenido ningún efecto negativo en el estado de tu moto ni que vaya a provocar daños al moverse por los circuitos del motor. Sólo debes preocuparte por esto si tu moto ha estado inmovilizada durante más de seis meses. En este caso, si tu intención es ponerla en marcha para volver a darle uso, independientemente de que tengas una moto de carburación o de inyección, no se recomienda ni intentar arrancarla para no mover suciedad ni restos de gasolina vieja por los circuitos del motor. Lo mejor es que acerques tu moto al taller para que le echen un vistazo, eso sí, parada, sin llegar a arrancarla, aunque tengas que llamar al seguro para que la lleve la grúa.

La próxima vez, más vale prevenir que curar

¿Y qué hemos aprendido después de una experiencia tan novedosa e inesperada como el hecho de estar confinados en casa sin salir a causa de un virus con un alto índice de contagio que ha afectado al mundo entero? Pues aparte de mil cosas sobre higiene, transmisión de enfermedades, tipos de mascarillas, procedimientos para ir a comprar de manera segura y la necesidad de tener papel higiénico almacenado por si viene otra pandemia similar, ya que éste va a desaparecer de los supermercados lo primero de todo, que no puedes olvidarte de tu moto durante ese tiempo si quieres que el día que te devuelvan tu libertad esté en condiciones óptimas para disfrutar de ella como si no hubieran pasado dos meses y medio. Y es que tu moto necesita mimos y cuidados incluso cuando no le vas a sacar provecho. Así que para la próxima vez que ocurra algo así o que las circunstancias que sean nos impidan coger la moto durante mucho tiempo, debemos ser más previsores y tomar medidas con antelación.

Para empezar, tener en casa un cargador de batería nunca está de más. Siendo realistas, en la mayoría de los casos hay épocas del año en que por el clima, por el trabajo o por circunstancias del tipo que sea pasan meses sin que movamos la moto. Y a todos nos ha pasado olvidarnos de ella durante un periodo largo y cuando intentas arrancarla, nada. Ese día que tanto la necesitas o simplemente que ya te habías preparado para salir de ruta con tu mono de moto, tus guantes y tu sotomono preparado en la cómoda de tu dormitorio. Con toda la ilusión que produce el simple pensamiento de imaginarte recorriendo esa carretera con tu moto la noche de antes. Y cuando ya estás completamente equipado, te subes a tu moto y le das al botón de arranque, nada... nada de nada... adiós de golpe y porrazo a toda la ilusión. Pues un gesto tan sencillo como conectar el cargador de batería a la luz y de ahí con las pinzas a tu moto de vez en cuando puede evitar que te lleves sorpresas desagradables cuando menos te lo esperes.

Respecto a la deformación de los neumáticos por dejar la moto estacionada durante mucho tiempo, una de las mejores maneras de prevenir que esto ocurra es dejando tu moto subida en un caballete de moto. De esta manera los neumáticos no soportarán el peso de la moto y quedarán en el aire. Otra de las ventajas de subir la moto en un caballete de moto es que ocupa menos espacio, ya que en vez de dejarse caer lateralmente hacia el caballete, la moto queda totalmente erguida y es más fácil moverla de posición en el espacio donde la tengas estacionada.

Además, puedes prevenir el acartonamiento y deterioro de las gomas y manguitos de tu moto lubricándolos con aceite cada cierto tiempo. Esto es algo que puedes incorporar a la rutina de limpieza de tu moto. Porque, por supuesto, para el mantenimiento general de tu moto las labores de limpieza son esenciales. En este sentido te recomendamos la variedad de productos Muc Off para la limpieza y mantenimiento de tu moto. Muc Off te ofrece productos de limpieza para moto que se aplican antes de echar agua y frotar las superficies de la moto y hacen que la suciedad salte de una manera fácil y rápida. Este producto es altamente recomandable entre otras cosas para la limpieza de las llantas de moto, que a menudo son la zona que más grasa y suciedad acumulan por la cercanía de la cadena y el contacto con el asfalto. También tiene productos para abrillantar los plásticos y tapas de la moto. El abrillantador Muc Off es capaz de recuperar y volver a dar brillo a esos plásticos de tu moto que hacen que parezca que tiene diez años más y que se quedan igual de feos después de limpiar la moto en profundidad. Pruébalo y no podrás volver a limpiar tu moto sin él. Muc Off también te ofrece un abrillantador de silicona ("Muc Off Silicone Shine") que además de aportar brillo previene la adherencia de la suciedad a la superficie. También tienes el "Endurance Chain Lube" para lubricar la cadena de la moto, una acción que deberíamos hacer cada 500 km. para llevar un buen mantenimiento de la moto, además de tensarla.

Por último, si sabes con antelación que es probable que tu moto no vaya a moverse durante más de seis meses, es recomendable vaciar el depósito de gasolina y dejar el tapón un poco abierto para que se evaporen todos los gases y no queden restos que luego puedan trasladarse a otras partes del motor. Si tu moto es de carburación, además de vaciar el depósito por completo es recomendable arrancarla con el depósito vacío hasta que se pare. El objetivo es asegurarte de que no quede nada de gasolina vieja en los carburadores cuando llenes el depósito de nuevo. Si por el contrario tienes una moto de inyección también deberías vaciar por completo la gasolina vieja del depósito para después intentar darle al botón de arranque con el fin de quemar la poca gasolina que quede en el sistema de inyección y no se mezcle con la nueva.

Si viene otro confinamiento, que no me pille el toro

Nuestra moto es una de esas maravillas de la vida que nos hacen disfrutar como si fuéramos niños pequeños. La moto tiene el poder de hacer que nos olvidemos de todos nuestros problemas y de todo aquello que nos estresa en nuestra vida diaria mientras notamos la presión del aire por todo nuestro cuerpo. Es como esa canción de la que nunca te cansas, esa que puedes oír mil veces y es capaz de ponerte los pelos de punta como si fuera la primera vez. Raramente hay tanta conexión entre tú y algo material. El que no disfruta del placer de montar en moto no comprende que cuando vas en marcha, la moto es una prolongación de ti mismo. Nunca ha tenido esa sensación de libertad ni entiende que la moto llena tus venas de adrenalina y te provoca esa emoción intensa tan particular que nada más es capaz de despertar en ti.

Ahora que llevamos más de dos meses sin salir en moto somos más conscientes que nunca de las ganas que tenemos de cogerla, de lo que nos gusta disfrutar de ella. Quizás eres de esos que tenía una ruta planeada para el sábado 14 de marzo y que vio sus planes frustrados casi sin aviso y tuvo que cancelarla a toda velocidad de un minuto para otro. No tuvimos tiempo para hacernos a la idea de que iba a estar parada tanto tiempo. Y, por un lado, menos mal que no nos dijeron que iban a ser más de dos meses, porque así manteníamos la ilusión de que dentro de quince días ya podríamos cogerla. Aunque pasados esos quince días se prolongaba nuestra frustración una y otra vez. Si eres motero de pura cepa seguro que conforme escuchaste por primera vez las mágicas palabras "desconfinamiento" y "desescalada" de las primeras imágenes que vinieron a tu cerebro fue una de ti mismo encima de tu moto conduciendo por esa carretera que tanto te gusta y que podrías recorrer mil veces sin cansarte, como si de la mejor canción jamás compuesta se tratara.

Pero bueno, ahora sí que es real. Dentro de poco tiempo podremos volver a recuperar nuestras rutinas y aficiones, entre ellas la de salir en moto después del confinamiento. Y, como en todo lo negativo de la vida, tenemos que quedarnos con lo que hemos aprendido de todo esto. Y en lo que a la moto se refiere hemos aprendido que aunque vaya a estar parada hay que mimarla y cuidarla como si la fueras a coger al día siguiente. Si vas a tener tu moto parada durante mucho tiempo el mejor consejo es que no te olvides de ella, que hagas esas pequeñas tareas de mantenimiento y cuidado que te permitirán volver a disfrutar de ella en el momento que desees, o puedas, como es nuestro caso ahora.

Por eso te recordamos que en St Racing Store puedes encontrar todo lo que necesitas para el cuidado de tu moto, porque incluso en situaciones excepcionales como la que estamos viviendo ahora de confinamiento por el Covid-19, seguimos ahí para ayudarte en lo que necesites. En nuestra tienda de ropa y accesorios de moto en Valencia y en nuestra web encontrarás cargadores de batería para mantener tu moto viva aunque no salga del garaje. Tendrás a tu alcance caballetes de moto para evitar que tus gomas sufran un desgaste innecesario mientras está inmovilizada. También te ofrecemos una amplia gama de productos de limpieza y mantenimiento de moto de las primeras marcas, tales como los productos de limpieza Muc Off, aceites de motor, horquillas o transmisión de reconocidas marcas como Motul, Castrol o Bel-Ray. Y, por supuesto, también podrás comprar ropa de moto de primeras marcas como Alpinestars, RST, Seventy Degrees, Icon, Sidi..., cascos de moto Shark, Scorpion, Icon, Nolan, X-Lite, HJC, Bell... y accesorios para moto de todo tipo, ya sea para calle o de circuito. Además, contamos con un completo servicio de taller en el que te ayudaremos, no sólo a recuperar la moto después del confinamiento que acabamos de vivir, sino para cualquier operación de mantenimiento de la moto, montaje de neumáticos o reparación de averías de cualquier modelo de moto. Y, por supuesto, en nuestra zona Outlet encontrarás grandes descuentos en chaquetas de moto, pantalones de moto, monos de piel para moto, botas de moto, guantes para moto y cascos de moto. Para cualquier duda puedes consultarnos por teléfono, Whatsapp o email, ya sabes que en St Racing Store estaremos encantados de ayudarte y asesorarte con todo lo que necesites para ti y para tu moto.

07/05/2020 Home, Blog 0 2406